Nuestra Historia


Esta historia como otras muchas, tiene un principio, y como si de un cuento se tratase empieza, tan fácil, como así.

En la primavera del año 2016, a mi hija Alba, le regaló su amiga Candela, un ratón de madera con las orejas coloradas, como se dice en mi pueblo (Ciudad Rodrigo). Un ratón que había fabricado su tío Antonio, que es artesano de Bañobárez, y hace cosas tan bonitas, como éstos pequeños ratones.

Bien, pues yo muy contenta y animada, les dije: "de éste ratón, os haré un cuento, para que puedas contarlo tú, Pilar Borrego (Katua Teatro) en tus actuaciones, y lo puedas llevar en tus maletas con los otros cuentos."

Bueno, qué fácil es decir las cosas, y qué difícil de ponerlas en práctica, pero como yo tenía un compromiso, con mi hija, y con Pilar, me puse manos a la obra

Estuve escribiendo tooodo el verano del 2017. Escribía sentada, de pie, en el río, tomando un café, en el parque. Mi madre me preguntaba: "¿Qué haces todo el día escribiendo?", yo le respondía: "Estoy intentando darle vida a unos ratones y a una encina, que me tienen un poco loca, porque después de casi dos años, es hora de terminar lo que empecé."

Así en septiembre del 2017, lo pasé a limpio y decidí mandárselo a l@s amig@s que son l@s que te dicen las verdades, entre ell@s estaba Lázaro (Ilustrador), que después de leerlo, me dio el visto bueno: “Adelante Pilar con el cuento, me ha encantado la idea, y la moraleja que tiene”


Así que, después de esta inyección de optimismo, decidí contactar con una Editorial. Primero, y único batacazo. Armada de valor, y sola ante el peligro, pedí presupuesto a dos imprentas locales, para auto editar mi sueño.

Otro dilema, ¿Cuánta tirada hago?. Como me entró el miedo de que no le iba a gustar a nadie, y a pesar de que lázaro y Manuel me dijeron que hiciera más, yo asustada por lo que se me venía encima, y muy prudente, imprimimos 100 cuentos, que a mí me parecían una barbaridad.

En marzo del 2018 salía recientita, del horno, la Primera Edición. Me acuerdo que cuando fui a buscarla a la Imprenta Lampi, de mi amigo Manolo, lloré de emoción.

A partir de este momento, hasta hoy, mañana, y en el futuro, (espero). No hemos parado.

Gracias al apoyo y al cariño de l@s amig@s,de l@s conocid@s, y de l@s clientes, papás, mamás, abuelos y abuelas que han confiado en mí.

y por supuesto...

a los niños y las niñas que lo han leído y les ha gustado, según me van contando en sus mensajes.

Os preguntaréis porque llevo el Pseudónimo de Acolumna.

Sencillamente  fue porque en el año 1999, mis amigas, mi hermana,  mi actual pareja y yo hicimos el Camino de Santiago desde  Astorga hasta Santiago de Compostela (260km en menos de una semana).

Para hacerlo pedimos la Credencial o Diario, porque queríamos que nuestro peregrinaje fuese una búsqueda de la fe, (No te preguntan si eres cristian@, budista, Judí@..etc…simplemente si vas buscando un camino para encontrarte con un sentido de tu vida ).

Para obtener la  Compostela es necesario haber realizado el Camino, a pie, en bicicleta  , o a caballo  y acreditar mediante la Credencial, con los sellados de los lugares de paso, un recorrido religioso.

La Compostela, al llegar al lugar santo de Santiago de Compostela, te la otorga el Cabildo Catedralicio.

En ésa Compostela ,iba  mi nombre en Gallego. “O Columna”.

Columna en Gallego , y  también  en latín, significa Pilar.

La Columna, el Pilar, ¡¡¡Me encantó!!!, asique decidí usarlo para que fuera mi Pseudónimo y mi Marca Personal, con algún cambio que me tomé la licencia de hacer.

“LA COLUMNA”, le quité la “L”, y junté la “A” con COLUMNA, así el resultado es ACOLUMNA,  que me define y me identifica.

ACOLUMNA S. GONZÁLEZ

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información...

ACEPTAR
Aviso de cookies